17 jun 2022

Hoy voy a desanimar...



“Hoy voy a desanimar

pues aquello

que creemos que por nosotros está

siendo nosotros los portadores

de su significación existencial

con cada acción, pensamiento

o ficción que se nos ocurra

asignándole a esa realidad

calificativos de única e irrepetible…

eso no es verdad.


Aquello que creemos que

unas veces pasa rapidísimo

y otras pesa una eternidad

aunque sea el mismo lapso

indiferentemente de si son

segundos, minutos, horas

días, semanas, años…

eso no es el tiempo.


Eso que llamamos tiempo

solo son porciones

de convencionalismo humano

pues pertenecen a algo

que alguna vez se inició

y aún no ha acabado

envolviendo a todo cuanto sucede

en una especie de recipiente

que llamaríamos tiempo primigenio

y realmente es durabilidad.


Desde entonces se creó todo,

siendo esto el lugar donde

confluye la materia y la no materia

y todo tipo de concreción cognoscible

incluso la no sensible y la imposible

y nosotros sólo somos partículas

que se producen porque se pueden dar

las condiciones de equilibrio requeridas

y no creamos ni descubrimos nada

sino que sólo podemos movernos

en ese espacio y ese tiempo ya creado

cuan rata por laberinto

de ese universo que creemos descubrir

intentando saciar nuestras necesidades.


En realidad,

todas la posibilidades fueron creadas

cuando se inició el universo

y todo quedó determinado

a la espera de que confluyeran

las circunstancias precisas

así que tan sólo podremos movernos

en contínua repercusión con todo

dentro de ello.


Así que al igual

que cuando te desplazas

sabes que el espacio ya está,

también sucede con el tiempo

que antes de que tú lo ocuparas

ya estaba sucediendo

así que como materia que eres

vas ocupando lo que ya hay

porque no puede suceder nada

que no sea, esté y exista a la vez.


¿Ves?, eso que tú creías único

ya estaba y sólo repites lo que había

y sucede lo que tiene que suceder

sólo que no sabías de ello nada

y lo vives con la intensidad de tu vida,

como debe ser.


Pero la vida

siempre se rige por condicionantes

generando una sóla salida

a la confluencia de sucesos

creados antes de que tú llegaras

y lo que vives como único

será difícil que se repita igual

pues la cantidad de elementos es tal

que la probabilidad es pequeña

a menos que

aisles todo lo que no necesitas

y te centres en lo que te interesa

para reproducir el resultado apetecido,

así que un plato de arroz hay que cocinarlo

pues difícilmente aparecerá espontáneamente

cuando tengas hambre.


Lo importante no es esto

sino que tú de ésto nada sabes

y tanto si haces o no haces

lo que tenga que ser será

independientemente

de lo que quieras

porque al ser, estar y existir

ya te repercutes con todo

y de aquella confluencia

sale la realidad,

solo que tú lo sientes

al ser de ese tipo de cosas

que sabe lo que es

porque siente.


Lo inanimado nada sabe

y también

es, está y existe

y tú estás conformado

de porciones de materia inanimada

que ni sienten ni padecen,

tan sólo te genera a ti

como elemento de equilibrio

que en tu configuración

ello puede ser, estar y existir,

así que eso que creías era amor u odio

no es más que tu pulsión inanimada

conminando a tus necesidades

a que realices esas acciones

que te permitan ser

y haciendo y sintiendo

te creas en libertad

aunque ya estaban planteadas

antes de que tu lo sintieras

y sólo tenías que repetirlas 

para que se produzcan.


Quizá sólo seamos partículas

cuya razón es confluir

en las magnitudes o dimensiones,

como el tiempo y el espacio,

para ser lo que tenían que ser.


¿A que desmoraliza?


Pero eso no es lo importante,

no te preocupes, ser sintiente,

al igual que el agua fluye,

el aire revolotea

y la materia permanece…

todo sucede sin mayor resistencia

que ser lo que puede ser,

así has de comportarte

porque si algo está claro

es que eres el elemento necesario

para que la realidad sea

y siendo quien eres

todo continuará

como debe ser.


Así que sé lo que tienes que ser

y aunque quizá tu pasado

te acumuló pesada resistencia

ahora que ya sabes su por qué

irás en la dirección correcta

en la que con sólo tu fluir

todo será

y será lo que haya de ser

porque ya lo era

desde antes de nacer

sólo que al aparecer tú

te toca hacerlo surgir.


Ten en cuenta

que si el espacio y el tiempo

antes de tí ya estaban

tú sólo lo recorres

y haces lo que ya se hizo

sólo que nada sabes de ello

y te toca vivir

bajo el yugo de los sentidos

que te informan de tus necesidades

y ellas de lo que precisa tu fluir.


Sentir es para nosotros

tener la certeza de lo que necesitamos

para poder continuar

en la configuración que somos.


Cuando vas a algún sitio

quizá nada sepas de él

pero sabes que estará 

y cuando llegas

sólo sabes lo que vas sintiendo

y no de todo lo que está

pues tu paso

no crea el espacio ni el tiempo,

solo invocas con tu movimiento

lo que ha de producirse.


Al pararte a pensar en el por qué

ves que hay una razón para todo

porque siempre se produce lo mismo

que es la confluencia de circunstancias

dentro del contexto

y aquello es inevitable

incluso a veces,

aunque vuelvas más tarde.


Así que lo que llamamos libertad

quizá sean las acciones realizadas

con las que podamos aprovechar

la realidad para nuestra necesidad

y ese sea nuestro particular

cauce donde fluir.”

17/06/2022


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.