17 feb. 2018

No es un mundo mejor...

Foto propia

“No es un mundo mejor
aunque lo pareciera y así se sintiera
aquel que castigó sin avisar
a los mismos a los que convenció
para comprometerse con el progreso
y como pago por su confianza
les alienan a ellos y sus familias
con la pena del hambre
y la seguridad de la impotencia
vomitándoles al paro y la deuda
por haber sido activos motores
que reían confiados.

Tampoco lo es aquel
que teniendo recursos sanitarios avanzados
los dosifica con desconfianza registral
impidiendo que llegue lo necesario
a quien y cuando lo precise
e incluso, es por esta misma causa
que las personas se mueren en pasillos
sin una mano que les acompañe
pero rodeado de prepotencia y autoritarismo
las ruedas de sus camillas esperan el deceso.

O, cómo va a serlo aquel que tira de estadística
y por ello da igual dónde o cómo uno fallezca,
ahora bien, pero ayudemos a las ONG
nutridas por los presupuestos gubernamentales
para que las solidaridades sociales
se sientan comprometidas
con las guerras y exilios forzosos
empujados por el interés del mundo avanzado
obligando a los pobres a someterse
a su sistema de mercadeo y falsa democracia
que lobotomizan las comidas de los ciudadanos
en frugales telediarios cuya insulsez
queda definido por los paquetes de noticias
con los que toque percutir las sienes.

Como puede ser el mundo mejor
cuando te roba lo que te retiene
con la promesa de una prestación futura
gastando ese recurso sin mesura
en cuestiones que te harán sentir culpable
de los costes a los que este gobierno
ha de hacer frente para tí,
y por ello te avisan
que aquella aportación que te quitaron
ya no será suficiente
y que tendrás que apañártelas si no te vale
porque el futuro es tan incierto
como las intenciones que gobiernan.

Así que,
quizá nada haya cambiado nunca
y vivamos un real apocalípsis
que se perpetuará tanto y calará tan hondo
como quiera y desee
quien gobierne a los gobernantes
cuya misión es la de torturarte
constantemente
con la excusa de tu voto.

En realidad
no es un mundo mejor aquel en el que vivo
sino que no me ha tocado
vivir peor.”

1 comentario:

  1. Triste realidad la de nuestros días, gente en paro, familias en la mas absoluta miseria, trabajadores con jornadas parciales, pensionistas con copago y miserables pensiones y miseros sueldos, jóvenes sin recursos ni becas y no poder realizar estudios universitarios, jovenes sin trabajos y sin poder independizarse, enfermos en listas de espera, y un largo etc.

    Me gustó tu entrada y yo poder desahogarme.

    Besos.

    ResponderEliminar

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.