27 ago. 2018

Ante la desgracia nos condolemos...

Foto propia

“Ante la desgracia nos condolemos,
ante la belleza nos congraciamos,
ante la injusticia nos contrariamos,
y ante la falacia, nos compungimos.

Todo ello no es sólo por asertividad
tampoco obedece a la cultura sólamente
es que por ser humanos sintientes
lo llevamos implícito en la genética.

Al que se pone en peligro
cabe le suceda lo peor,
y aunque entristezca el suceso
nadie puede pedir que no le sucediera
pues con la suerte echada
el espectador sólo elige
si mirar o no.

Atraídos estamos cuan abeja a la flor
encontrando en esa belleza nuestra paz
en forma de éxtasis sensorial
portadora de expectativa de mejor futuro,
trabajan bien las hormonas del placer
que focalizan mente y dirigen sentimiento
para actuar en su obtención
obedeciendo al irrenunciable instinto 
de relacionarse con las mejores posibilidades
en cuya conjunción reproducirse
hacia un mejor esperanza.

Implícito está siempre
que una vez pasados los momentos de fulgor
aparezca la injusticia y la falacia
por encontrar donde antes había esperanza
falta de equidad o mentira manipuladora
pero en realidad todo obedece a la pulsión
de acercarse a lo que uno sienta y crea
que en cada momento sea mejor.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.