5 oct. 2020

No me siento más libre...

 “No me siento más libre

que un perro, una ave o una lombriz,

o de lo que fueron nunca

los dinosaurios o especies actuales o extintas

ya sea animal, vegetal o arácnido

o virus o bacteria u hongo,

ni siquiera lo que son unos para otros

porque todos sin excepción alguna

vivimos sin querer en un mundo

que nos pide réditos y nos esclaviza

bajo el yugo de las necesidades

imponiéndonos los límites para ser

ora en una piedra o un río o un mar

ora en un cuerpo o un territorio o un planeta

para dotar a otros seres de cierta adaptación

a las severas condiciones ambientales

que bien el clima o las agresiones

infringen sin piedad ni consideración

pero hay que seguir adelante

porque quedará nuestra huella ignota

como aportación a quien de nosotros proceda

y nada podré hacer

más que ser el que tengo que ser.”

05/10/2020

Para ser egoísta no hay que ser libre...

 “Para ser egoísta no hay que ser libre

al nacer ya con esa premisa

y vamos por la vida con prisa

ajustando el paso a los demás.


Cuanto antes, uno quiere abastecerse

de lo que sensorialmente apetece

ya que en su llamada

se encuentra el bien estar.


¿Qué mérito tiene ser así?

Ya nacemos siendo animales

pendientes de nuestros instintos

penduleados en el rítmico acoso

del vaivén de perentorias necesidades

cuando éstas se hacen notar

con su particular y desagradable malestar,

desde la dependencia más natural

hasta la más artificial.


¿Dónde está la diferencia humana?

Pues si hago lo que me da la gana

del solitario animal, difiero en nada

pero convertir en gana lo que debe

en algún animal de madurez es muestra

dotando a otros de protección y aprendizaje,

lo cual va más allá de la egoísta apetencia.


Así que para ser egoísta no hay que hacer nada

y nada te costará hacer lo que te dé la gana

porque hasta de la estrategia para adquirirlo

la naturaleza te dotó guiando tu instinto.


Lo difícil es otra cosa hacer

distinta de ese hacer lo que te dé la gana

y superando el instinto ir más allá

de la propia contingencia animal.


Quizá esto sólo suceda

cuando a alguien le importe alguien

pues entonces se produce la diferencia

de que hacer cosas distintas de las que apetecerían

y convirtiéndolo en lo que les dé la gana

haya libertad porque hay elección de gana

y balance entre lo que pierde y gana,

aunque mejor lo explicaría cualquier animal.”

05/10/2020

3 oct. 2020

En realidad solo somos materia...

 “En realidad solo somos materia

sometida a una ambiente

que le proporciona sus limitaciones

y es por ellas que usa sus propiedades

allí por donde repercuta,

pues todo se curva

al ser un elemento decisivo

por el que toda la materia

cede.


Pero también somos es línea curva

que hace nuestra materia

cuando al repercutirse con el contexto

se ve obligada a desviarse

para seguir siendo, mas o menos,

esa materia que es.


Aunque también somos la resultante

ignota de las confluencias actuantes

que al posicionarnos obligadamente

nos dice que es ahí dónde y cómo

puedes seguir siendo.


Ahora bien,

en el continuo devenir

todo muere porque todo se transforma

por la dinámica de la creación

que no sigue más reglas

que las suyas.”

03/10/2020

24 sept. 2020

Todo lo que nos sucede...

 “Todo lo que nos sucede

nos hace ser quienes somos

pero no sólo lo que nos dicen que somos

o lo que en el espejo creemos ver o reflejar

sino lo que conseguimos ser en realidad

por ignoto que esto sea.


El pasado constata en el presente

aquello en lo que se concreta el futuro

dejando juzgar a la imaginería ilusa

lo que podría haber sido y no es

pues, el ahora,

de aquello viene.


Por eso, cada cual puede elucubrar

si esto o aquello de dónde puede venir

o si éste o aquel es así o podría ser

pero la realidad es que cada presente

siempre es lo que ha de ser

porque se da lo que hace que sea

y no se puede cambiar.


Como mucho, podremos,

controlar o repercutir en el contexto

para intentar que las consecuencias

sean lo más favorables

dentro de los futuros posibles

porque esa lógica existe

aunque muchos asignen a la suerte

o al sino o al devenir o a deidades

lo que sucede.


Así, al igual que si estás ebrio

no ves la realidad igual

ni haces lo mismo

que si estás sobrio de su ingerencia,

esto se da porque según sean de apremiantes

o superadas que tengamos las necesidades

es que construiremos en el presente paradigmas

que afiancen la propia idiosincrasia

en la necesaria búsqueda de control y seguridad

según sean nuestras apreciaciones,

porque en realidad, todo se nos escapa

y tendemos a normalizarnos.


No te preocupes

pues en cada camino que tomes

la dinámica vital es ésta

y aunque menciones conceptos en tu caminar

como amor, religión, ideología o vitalismo

todo es por la egoísta inevitabilidad

que tenemos todos los seres,

esa de ser; un algo, un alguien, un tiempo.


Pero como obviamos las obviedades

porque todo solo son reacciones obvias

probablemente obviarlas sea

la obviedad correspondiente

a menos que merezca la pena detenerse

para encontrar la lógica que arroje

la obviedad necesaria para poder seguir.


Así que haz lo que quieras,

tu obviedad te dirigirá,

porque estamos abocados a ser lo que somos

y todos nuestros pasos nos definen

porque siempre nos llevan en la dirección

con la que queremos sentirnos mejor

y será así siempre

desde el cruel egoísmo

al bendito altruismo

tanto en la alegría como en la tristeza,

en la salud y en la enfermedad

y será así hasta el final de los tiempos.”

24/09/2020

23 sept. 2020

Más allá de ser una ocurrencia...



“Más allá de ser una ocurrencia
más o menos bien traída
para causar atracción o asombro
cuando al sonar esas palabras
con cierta musicalidad y cadencia
haga parecer que son un poema,
ha de haber un mensaje íntimo
que tras la lectura o escucha
de esa más o menos genial
composición lingüística
nos suscite dudas o certidumbres
conductoras hacia cierto paradigma
tras el cual aparezca un horizonte
deseable, apetecible, motivador
en el cual el tiempo no influya
porque la inmutabilidad se dé en ellas
y no en quien las muestra
puesto que éste será un medio
para que ese mensaje llegue a otros
en la gratuidad de escuchar,
así que haciéndonos conocedores
no podamos renunciar a su conocimiento
aunque de no encajar en nuestras rutinas
las guardaremos en el baúl de la obviedad
pero siempre estarán ahí
para el siguiente que se preste
a escuchar.”

David Botía 23/09/2020

10 jul. 2020

En realidad, es fácil de entender...

“En realidad, es fácil de entender
la propia mecánica de la vida
y sin necesidad de mucho estudio
llegas sin esfuerzo a comprender
cómo funciona por sí misma,
incluso sin ti.

Es como la presa devorada
que en su normalidad cotidiana
no se percató de aquella presencia
porque estaba fuera del alcance
de su dotación sensorial
pero fue el depredador quien supo más
y consiguió la energía que necesitaba
de quien es ya presa.

Así es la vida, no más,
venimos a la vida con cualidades
pero el entorno juega su papel
y aunque estemos pendientes
el entorno se agazapa con maestría
para intentar darnos caza
e impedirnos un minuto más.

Ésto es sólo una metáfora
visto desde vida o muerte
pero aplicable a cualquier inicio y fin
pues es de por sí lo mismo
sólo que al no morir
la rabia e incomprensión
por no haber estado al tanto
nos convierte en víctimas conscientes
y concedemos a esos imponderables
el poder de no llegar al fin propuesto
aunque la realidad te demuestra
con su constante mecanismo
que no fue, tan así.”

David Botía 10/07/2020

7 jul. 2020

Y si la vida fuera al revés...

“Y si la vida fuera al revés
como lo es el sentido eléctrico
o el campo magnético
que siempre nos dicen
que es al revés
y esto es así
para que de resultado positivo
pues el número da correcto.

Pero esto quiere decir
que acomodamos los resultados
como si todo hubiera ser positivo
cuando la realidad es
que desde el nacimiento hasta la muerte
todo es ir a menos
pues la energía te conduce a morir
y no a vivir más ni mejor
sino que cada paso del tiempo
más esfuerzos has de hacer para vivir.

Pero creemos que lo positivo
es aumentar en conocimiento humano
o el ansia por vivir experiencias
o disfrutar de esto o aquello
o tener más de lo que sea
pero, nada de ello te llevarás
ni nada de ello te dará más energía
sino que cada paso te desgasta más
cada conocimiento te aburre más
cada satisfacción te enloquece más
y cada posesión te intranquiliza más.

A ver si es que estamos equivocados
y la vida va a consistir en menos
para que con menos energía funcionemos
más eficientemente y mejor
y en vez de de poseer sea dar
y en vez de tener sea compartir
y en vez de saber sea aprender.”

David Botía 07/07/2020

6 jul. 2020

Sólo existe una disyuntiva...

“Sólo existe una disyuntiva
y ésta se soluciona siempre
pues si un camino u otro sigues
finalmente sólo hay una dirección
y nada más.

En realidad no existe nada
sólo lo que se consigue
porque será lo que nos acompañe
desde que con acierto o no
definiera esa dirección
y ninguna otra.

Ni existen los contrarios
ni de nada sirve el ying y el yang
ni creer en el bien o el mal
ni antagonismos que den movilidad
a lo que sin ellos no podría ser
de ninguna otra manera.

Ni siquiera es necesario comprender
ni las creencias ni sugestiones
ni órdenes sociales ni mundiales
pues sólo actúan como cárceles
cuya amplitud da sensación de libertad
pero de las que nunca saldrás.

La realidad sólo es un camino
que es en el que estás
y en él encontrarás
con y sin esfuerzo tu destino
al que contribuiste con cada vez
que hiciste u omitiste
cualquier cosa.

En él madurará tu perfume y hiel
tu cansancio y descanso
tu riqueza y pobreza
tu fama o tu deshonra
y cada vez que quieras alcanzarás
sólo una de las direcciones
y ninguna otra
y de ninguna otra manera
y nunca saldrás
de aquello en lo que tu vida
convirtieras de cualquier cosa.”

5 jul. 2020

Y si la realidad fuera...

“Y si la realidad fuera
una especie de escalada
en la que como piezas lego
del montaje de una sale otra,
y tan sólo somos capaces
de ir descubriendo cada pieza
sin que por ello podamos nunca
hacer nuevas realidades
sino tan sólo usarlas
creyendo que hacemos realidad
al conocer con admiración
la evidencia que descubrimos.

Y, ¿de qué nos admiramos
si sabemos que cualquier comida
contiene otros elementos
y que éstos están conformado por otros
y a su vez de otros más pequeños
pero éstos nada saben de la comida
que nuestro cuerpo precisa
pueda no morir?

¡ Pero si respiramos átomos,
si nos alimentamos de moléculas,
si dependemos de los protones e iones,
y hormonas y equilibrios bioquímicos
nos hacen ser
para que nuestro yo funcione !

Abramos los ojos
despidamos al necio humano
que desprecia el conocimiento
y se cree que es su corporalidad
quien ha de ir hacia elevados conceptos
pero cuya finalidad no es más que ser
una pieza de lego más
pues al juntarse los elementos
éstos se ordenan sin libertad
como lo hacen los minerales,
las moléculas o los átomos,
no pudiendo dejar de ser
porque lo que lo conforma
es la información que le retiene
en lo que es.

Así que quien decide depurarse
encuentra todo un mundo
sobre el que se sustentan
la esencia de las realidades
y éste, a su vez, tiene vida propia,
quizá distinta e ignota e independiente
con sus propias dinámicas y leyes
incluso que parecen contradecir
a esa realidad en la que uno se desenvuelve,
aunque siempre hemos sabido que avanzar
es concretarse de una forma distinta
y en ello perder facultades
pero ganar en concreciones puntuales
sin lo que no puede darse
eso que eres.

Es como las palabras,
cuando usas una ya queda concretada
no sólo la casuística sino la expectativa
porque al adquirir una significación
ésta ligadura crea un mundo más pequeño
que el mundo del que proviene
generando así la realidad última
que ya no puede ser otra cosa
pero aquello que le precede
nunca dejará de existir
y a su vez,
tampoco puede ser
de otra manera.

No es que todo esté determinado
sino que las causas generan realidades
y si cambias causas, cambian realidades
pero en el mundo de las infinitas posibles relaciones
parece que hasta hay libertad
e incluso alguna deidad que lo originó todo
pero es más fácil aceptar
que una reacción crea una realidad
y ésta genera todo un mundo de sucesos
que te sacan de tu punto de partida
haciéndote ser distinto a como eras,
así que en ello te desenvolverás
hasta priorizarlo como punto de partida.

Esta dinámica siempre está en todo
y nunca se desliga de nada,
por ser inicio y fin de la realidad
ya que cada cambio
hace que sea y deja de ser
la realidad que se produce
como te sucede en la vida real.”

8 jun. 2020

La vida tiene sentido...

“La vida tiene sentido
para ella misma, pues
¿qué sentido tiene para ti?
Si acabarás muriendo 
y cuanto hayas conseguido
ya no te pertenecerá
y hasta ni siquiera se te asociará
cuando pasado el tiempo
aunque se recuerde tu nombre
como quien oye llover te nombre…

No, piénsalo bien,
tú estás aquí para ser vida
y haces aquello que ella quiere
y tu conocimiento sólo le sirve a ella
para conseguir formas de superarse
en la adversidad y en la penuria
pues si algún fin tiene ella
es permanecer siempre,
¿Acaso no te tienta?.

Es por eso que quieres resolver dudas
que quieres llegar más lejos
que tu imaginación es insondable
o que no creas que existen límites reales…

Piénsalo, tú eres vida
tú eres la vida
tu eres de quien ella se vale
pero ¿sabes que? …
tú vales mientras ella quiera.

Incluso, no puedes no ser
porque ello te hace sentir dolor
bien como herida o depresión
pero tu fin es avanzar para ser
como lo hacen los virus y bacterias
que mientras existan recursos crecen
sin pensar en el mañana o más allá.

Hasta la materia inerte es como tú y yo
enlazado a otros afines para ser
encontrada en conglomerados y filones
que identifican a cada cual
o en el conjunto ser.

No pienses en el más allá
no ocupes tu tiempo en no ser
busca la dirección en tu interior
porque ello sólo puede ser lo necesario
y la vida te hará ser.”

5 jun. 2020

¿Sabes que algún día serás....

"¿Sabes que algún día serás
un compendio de recuerdos
que según las interpreten
aquellas experiencias vividas
escapando a tu control significarán
lo que quien las reviva quiera?

Y ¿sabes que desde un marco de fotos
o un recuerdo digital o un tatuaje
tu esencia pervivirá lo que ello dure
porque lo que hicieras en vida
lo que tuvieras en vida
lo que dieras en vida
o lo que robes en vida
será lo recordado al mirarte?

Nunca se aprende a vivir
pero la muerte es muy fácil
porque tu sudario de nada
te protegerá para siempre
y el testigo que dejes
será lo que ayude a la realidad
que aunque tu ya no estés,
aunque ya no se te recuerde,
aunque ni siquiera se te contemple,
en ese polvo que eres y desde el que sales
habrá hecho su función natural
para que exista un mañana
que no será el que tú querías
ni el que deseabas
ni el que imaginabas
ni el que nadie contemplará nunca
pero, habrá un mañana sin tí,
porque aunque no te puedes llevar nada
ni aunque puedas hacer nada
y ni siquiera se te respete
al futuro contribuyes con tu vida.”

David Botía 05/06/2020

21 may. 2020

Por magnífica que sea...

“Por magnífica que sea
sólo anima al cuerpo
en un baile de intenciones,
pero nada más.

A veces, es placentera su escucha
cuando por causalidad
incide en nuestra esencia interior
suscitando emociones
con ritmos, melodías y rimas
de quien con suerte accede
a ese escenario de fama y gloria
reservado a quien la industria eleve
en categoría publicitaria de reyes
que duran lo que su recuerdo
y valen lo que su espectáculo,
porque es esa su cotización.

No es como un gran paso
que beneficia a toda la humanidad
o como una cura de enfermedad
o como la batería del futuro,
esa que nunca se pondrá a la venta
porque a los poderes fácticos
no les interesará jamás.

En realidad manipulan
ya que es una apuesta de hormonas
lo que suscitan esos ritmos
bien sea a través del tambor o la orquesta
aportando su granito de repercusión
hacia lo que se nos quiera influenciar.

Unas veces bailaremos, otras reiremos,
otras lloraremos y otras sucumbiremos
según nos suscitaron sus armonías
pero cuando dejen de resonar
todo volverá a la normalidad,
esa que no la necesita
por más que la evoquemos
con gran intensidad.

Incluso la asociamos a sustancias y alimentos
embelleciendo situaciones y sentimientos
encuadrados dentro de contextos
donde su presencia será detonante
para generar esos movimientos.

Ojalá fuera más que lo que siento
ojalá condujera a un avance real
ojalá un ritmo cambie al mundo
pero, de verdad, sólo es momentáneo
sólo es pasajero y circunstancial
lo que se suma a nuestra alegría
cuando jugamos a bailar y cantar
como si fuéramos niños pequeños
que sumergidos en un mundo de adultos
han dejado de jugar de verdad
y ahora, ahora es sólo un signo
de acontecimiento social.

Que cante y baile quien quiera
que eso ayuda a sentirse bien
que componga quien así se sienta
que tanto ayuda a otros a su bien estar,
que se comercialice lo compuesto
para dejar constancia de esa verdad
pues si algo es la música
es ser una verdad increíble
de ritmos y armonías geniales
propuestas por quien lo compuso
para transmitir una historia sensible
que podrás revivir siempre
cuando lo vuelvas a escuchar.

Ojalá ello te aporte
tu esperado bienestar
aunque lo uses para llenar tus silencios
o tus soledades o tu cotidianidad,
pues para ello es creado
y nada más.”
David Botía 21/05/2020

18 may. 2020

Eso que parece celestial...

“Eso que parece celestial
y si falta es el infierno,
eso que ante su carencia
genera tanto dolor
o estabilidad cuando funciona,
eso que es lo que todo el mundo quiere
e instintivamente es anhelado
por ser diario alimento disponible
necesario para no sucumbir
ante el inclemente sol
de las vicisitudes diarias,
eso que dirige tu esencia
hacia puerto incierto al caminar
pero has de hacerlo
inevitablemente solo.

Quizá con rumbo desconocido
quizá predomine la duda
quizá ni seas consciente
y quizá por eso la compañía
es tan decisiva,
pero de ella solo se sabe
que has de vivirla.

Visto desde fuera
cada acto puede parecer injusto
cada pensamiento, tiránico
cada paso, unívoco
y cada intención, incomprensible
salvo que afín al tuyo coincida
en mayor o menor medida.

Así que este entorno que nos crea
nos dota de herramientas útiles
que son básicos mecanismos
con las que ser validados
en la necesaria certeza
según actúe la evolución por instinto
o el aprendizaje diario inteligente.

Por eso sentimientos e intelecto existen
traduciéndonos la realidad
ya que con ellos comprendemos
el significado vital en lo que hay cercano
según nuestro proyecto vital.

Todo ello se aglutina en conceptos
cuyas señales sensoriales transmiten
cuan terminaciones nerviosas
portadoras de información vital
de si se produce y en qué medida
benefician a la personal situación
generando inevitablemente
tus acciones.

Así la verdadera intencionalidad
abandonará la supuesta obviedad
quedando claramente evidenciada
que son mecanismos naturales
para que seamos quienes somos.

Por eso, el cielo o el infierno
parecen campar según las circunstancias
y sucede a cada ser afín
tenga patas, alas, repte o fotosistetice
su proyecto vital inevitable.

Llámese amor, poder, altruismo o hambre,
ternura, odio, necesidad o descanso
nada escapa de la natural tendencia
pues al nacer  en este marco natural
revelarás con cada acción
tu propio e inexcusable
trayecto vital.”

David Botía 18/05/2020

17 may. 2020

A veces pienso que amar...

“A veces pienso que amar
es pedirle a la otra persona
que se someta a mi,
porque sólo habrá amado
cuando yo le haga comprender
que lo ha hecho,
ya que de sus consecuencias
comprenda que soy amado
según yo mismo juzgue haberlo sido.

A veces pienso que amar
es sucumbir ante la otra persona
sometiéndose a ella
porque sólo habré amado
cuando me haga comprender
que lo he hecho,
ya que mis consecuencias
le hagan sentirse amada
según ella juzgue haberlo sido.

Esto, que le sucede a cualquiera,
adquiere magnificencia temporal
cuando dos personas descubren
que son tal para cual en la necesidad
y se aceptan al declararse deseables,
llegan a sentirse agradecidos
por haber encontrado a quien nada cuesta aceptar
con quien poder satisfacer comunes necesidades
lo cual es mágica oportunidad
que viene avalada por alegrías y confidencias
a las que uno se ofrece en reciprocidad.

Quizá amar
es un juego de vida o muerte,
de dolor y alegría,
de aceptación y resignación,
ambas son caras de la misma moneda
reconocida como cierta y rea len cada cultura,
y ambicionada como riqueza
a la que cualquiera puede acceder
sin importar su procedencia
ni su suerte ni su habilidad comercial,
aunque a veces no lo pareciera
en quien experiencia ya adquiriera.

Así que duele no ser amado
y el cielo es la tierra cuando se es,
por eso lo cotidiano es un regalo
o un hastío existencial
cuando no se está y se quisiera.

La biología es la culpable
emergiendo los instintos naturales
a quienes desenfocando el iris
ven en el otro su necesidad
porque si no, no pasaría por alto
lo que a ojos normales no aceptaría
para su íntimo proyecto vital.

Por esto la alegría es doble
y la tristeza es triple,
por eso se soporta la contrariedad
que le devenga del cotidiano vivir
pero duele cuan insoportable ansiedad
la actitud que le traicionó
alejándole de su visión particular.

Por eso la alegría al conseguirlo
nunca es tanta ni comparable
como la tristeza ante su pérdida,
ya que doblemente hiriente surge el dolor
y llega a acomodarse tanto
que hasta sirve de hálito vital,
quizá usado como escudo y lanza
ante tan insoportable agonía.

Pero siempre que se da la alegría
es porque el mundo te agradece
cómo coordinas las intenciones
ya que de no ser así
lo que surge es contrariedad
al no producirse el trato inicial
como si ahora fuera entonces.

Puede ser que,
antes o después,
la pupila se canse y no pueda enfocar la realidad
o quizá el esfuerzo por mantenerlo
conduzca a fabricar una tal
que no quepa en tanto acomodo
y quizá por ello perciba por doquier
alucinaciones inconexas de ilusión vital
que difieran en tanto
de lo que empezó con el ansiado amar.

La vida es lo que sucede
mientras uno se empeña
en que sea como uno quiere,
pero su propia dinámica desdeña
confundido por haber saboreado sus mieles
tal que se figure que algo puede imponerle
al conseguir alucinógenas victorias
de la mano de cantidad u oportunidad
entre las circunstancias presentes,
pero nada nuevo consigue
más que reproducir en él
lo que por necesidad quiere,
y así la vida le sucede.

El amor,
ese acólito de la vida,
es quien dirige las acciones
que suscitadas ante los estímulos
uno lleva a cabo para reproducirse,
ora físicamente ora humanamente,
y si hay suerte,
disfrutar de una compañía vital;
quizá por tiempo limitado
quizá para toda la vida,
de ello,
lo que antes suceda.”

3 may. 2020

Para atrapar a una mosca...

“Para atrapar a una mosca
o pisar una hormiga
o ver las alas de una abeja
tanto como en el pilla pilla
hacerte con una presa

hay que actuar como el felino
o como el recién nacido cérvido
o el camaleón transparente
que mimetizándose con el ambiente
es capaz de pasar desapercibido.

También se ve en la realidad
vivir de acuerdo a otro tiempo
sin dejar que el suyo se vislumbre
fagocitándose a su dominio,
y así se sobrevive.

Pero en cualquier caso todos
usan del tiempo amoldándose
pues al sincronizarte con él
eres capaz de ver el mundo quieto
y entonces queda más a tu alcance
tu primera intención.

Siempre existirá la coincidencia
de que tiempos de intenciones distintas
puedan encontrarse una única vez
achacando a la habilidad
haberlo conseguido o no.

En realidad, es el tiempo quien se deja
pues o bien la presa se tranquiliza
o tú te agitas hasta su vibración,
bien sea con movimiento o quietud
con mimetismo o probabilidad,
así que la sincronía de los momentos
es quien hace la realidad.”

David Botía 03/05/2020

21 abr. 2020

En el amor y en la guerra...

“En el amor y en la guerra, todo vale,
y será por ser la misma cara de la moneda
sólo que la víctima cae de tal forma
que bien queda mutilada o herida o muere
o te complace diciendo cuanto te quiere.

Sus estrategias son similares
y la finalidad termina siendo
clavar el estandarte
en tierra invadida.

Quizá la otra cara de la moneda
venga de la mano de las intenciones
adquiriendo entonces la apariencia
bien de amor bien de guerra
pero en ambos hay dos bandos
deseosos de las mieles
que se les figura tiene el contrario.

Pero por cruel o bello que se contemple
es de todos sabido y para algunos, conocido,
que tanto en uno como en otro bando,
pese a haber ganado o perdido,
habrán agraciados y desfavorecidos
por el nuevo orden establecido
quien en su caminar demostrará
cuan de aquello supone en cada caso. 

Quizá el amor y la guerra,
pese a parecer tan distintos,
persigan adaptaciones al medio
que por sí mismos no adquieren
así que bien a la fuerza o por el cariño
dobleguen o convenzan.”

1 abr. 2020

01/04/2020

“Somos frágiles, muy frágiles,
y estamos a merced de la vicisitud
pues cualquier imprecisión rutinaria
puede mermar nuestras facultades
o bien por falta de atención
ofrezcamos nuestra vida a la nada.

Cuando no por cualesquiera sustancias
hagan que la percepción momentánea
distorsione el adecuado encaramiento
con el que hay que tomarse las circunstancias
convirtiéndonos en arma y munición
para nosotros y para quien nos relacionemos.

Pero, si no es por estas causas
la invisibilidad siempre nos acecha
con accidentes posibles obviados
quizá por improbables o por desconocidos
tanto en lo grande como en lo pequeño
por rápido, lento o aparentemente inmóvil
es que de la mano de cercanos seres vivos
o lejanos asteroides o llamaradas solares
o predecibles fenómenos naturales
nos colmen de tristezas e inseguridades.

Cuán fácil es hacer caso omiso
pues lejos de habernos avisado
nos hacen débiles y acólitos seguidores
la arrogancia y la necesidad
de la desolación.

Pero es admirable que la vida
se abra camino entre tanta posibilidad de muerte
todo es en cumplimiento de la única misión
para la que la experiencia tiene sentido
siendo éste el único motivo
por el que se nos infundió vida.

No importa qué o quién seas
ni de donde vengas o a donde vayas
ni si ríes o lloras o te lamentas:
tu saber es innato,
por ello tienes hambre, sed y cansancio
y mientras los vas sorteando,
transmitiendo siempre tu aportación,
es como la vida continúa.”

26 mar. 2020

26/03/2020

“Quizá porque fuimos felices
o porque creemos haber controlado
o las circunstancias no nos golpearon
vivíamos en ambiente de bienestar,
pero era todo ilusoria arrogancia.

Arrogancia de creer
arrogancia de imponer
arrogancia de pedir
porque arrogantemente se ha de vivir.

Pero no, nunca tuviste el control
ya que sólo eras un peón
al que le colocaron en un escenario
y en él se creó su mundo.

Ilusamente manehabas posibilidades
que junto con las felicidades vividas
más un cuerpo que responde
y una aparente autonomía,
todo tiraba para adelante.

Pero no,
esa pastilla que te tomabas
o ese dinero que adquirías
o esas alegrías circunstanciales
sólo eran el preludio de inestabilidad
venideramente inevitable.

Y en este equilibrio se da tu vida
y en tu vida vas y vienes entre ellos
como si de un oleaje se tratara,
pues las mareas que te mueven
no dependen de ti
sino de las fuerzas que las generen.

Tú serás la solitaria ola visible
o la espuma en en la orilla
o uno más en la corriente
pero tu fin será evaporarte.

Y tus elementos disgregados
conseguirán casuísticamente
en otro sitio caer
pero con la corporalidad
de otro arrogante ser”.

23/03/2020

“En realidad…
vivimos demasiado
y demasiado desconectados
pues el contexto en que caemos
no contaba conque todos a la vez
aumentáramos nuestra persistencia vital
y tras la longevidad artificialmente adquirida
le exigiéramos a la vida tanta normalidad,
así que no le damos tiempo a asimilar
tantos residuos dejados como consecuencias
de las acciones llamadas sociales
con cuya presencia demostramos
la ineludible ambición innata por vivir
incluso a costa de la propia vida.

Es cierto que no lo elegimos
y que mientras haya un hálito de vida
a ella nos aferramos con tanta fuerza
que incluso ahogaremos lo aferrado
con tal de volver a coger esa bocanada de aire
a instancia de la asfixia,
instrumento de la necesidad vital
que saca las últimas fuerzas
de las últimas energías que queden
para aferrarse a la última oportunidad de vivir.

Esto nos debería hacer reflexionar
de que si estamos aquí es para vivir
y en ello sentir que estamos vivos
sin importar ni el pasado ni el futuro
ya que tan sólo somos creaciones animales
que deberíamos compartir el afán natural
de cooperar en el mismo fin común
pudiendo echarnos a dormir cuando queramos,
o tener siempre un refugio para estar asalvo
y poder alimentarse libremente,
aunque en esta sociedad contextual
ello haya quedado sustituido
por símbolos de cooperativa obediencia
donde millones sustentamos,
a muy pocos cientos.

Así que veo que en realidad,
somos como esas mascotas alteradas
cuya apariencia es la de animal
pero vive en un entorno tan artificial
que su confusión le hace comprender
la inevitabilidad de tener que ser
como si el animal que parece fuera
y comportándose como aprenda
del contexto se valga
siempre a expensas de no ser libre
ni querer serlo tan siquiera
conformándose con obtener alegrías
tras sus habilidades adquiridas
o castigos por sus maldades manifiestas.

En realidad,
somos como las bacterias
cuya arrogancia es impulso vital
reproduciéndose inconteniblemente
y esparciendo sus residuos por doquier
hasta que tras colonizar su mundo
ni tan siquiera canibalizándose
puedan hacer otra cosa
que dejar un rastro de muerte.

Aún así volverá la naturaleza
a hacer su magia en ese ambiente
y traerá a otros seres cualesquiera,
que se llamarán; vida.”

22/03/2020-1

¡¡ Qué injusto soy !!
y así me siento,
al no recordar a mi padre
más que con imprecisas actitudes
que no quiero reflejar
porque quizá
nunca quiso o supo ser
aquello en lo que se convirtió
pero que en cada cual
incidió de manera y forma
con la que a pesar del paso del tiempo,
tanto desde que falleció como de mi edad,
aún queda esa actitud que me domina,
como es natural.

Nunca podré obviar que soy
ese conjunto de genes, algunos suyos,
que junto con las experiencias vividas
forjaron en gran medida mi ser
en aquel contexto inimaginable
con el cual la vida se abrió camino
dentro de la familia en la que me desarrollé.

Nunca culparé a quien por convicción
se vio superado por las circunstancias
aunque quizá debiera hacerlo para exculparme
de lo que nunca recibí y añoraba
aunque olvido selectivo que quizá
sea yo el injusto por no valorar mi situación
a la que por otra parte, yo vine a caer.

En fin, nunca fue mala persona ni vanidoso,
jovial y sociable con quien lo fuera,
gran trabajador, responsable y admirado humanamente
atrajo gran cantidad de envidias por su buen caminar,
y,
tanto tanto lo deseaba...

Pero me faltaron caricias y te quieros
juegos, complicidades y sonrisas,
sobrando obligaciones y seriedades
oraciones, confesiones y misas
porque nunca quise haber nacido
para no ser yo
ni para tener que buscarme
todo el resto de mi vida.

Gracias, terapia poesía,
una vez dado a conocer
culminaré mi penitencia
de dar a entender
lo que nadie debiera hacer,
tanto la carencia de mi padre
como esta burla a la poesía.”

22/03/2020

“Se fue sin dejarme nada
sólo entonces la comprendí
mas cuando intenté atraerla
ciertamente la notaba dentro de mi
pero ya no balbuceaba palabras
ni existía hilo que lo cosiera
tan sólo era el impulso habitual
con el que iniciaba cada invitación
y tras el que brotaba la idea
con las siempre inaceptables vocablos
con los que culminaba mi ocurrencia.

Fue irte tú, madre
y mi ser bloquear el ímpetu
con el que revelaba mi estado de inconsciencia
aquel que tildaba de poesía
pero era más una terapia
que nada que perdurara en el tiempo
ni a nadie más que a mi sirviera,
porque nada significaba
más que sacar a la luz
aquello que me suscitabas
por lo hecho y lo echado
ya que tampoco tuviste la vida fácil
cuando iniciaste la vida con tu marido
y mi padre.

Pero ahora me desahogo,
no sé por qué,
vuelven a surgir las palabras que,
inconteniblemente, quieren verse escritas
en ese lienzo blanco en el que se quedarán
cuando al terminarlas me abofeteen
por lo imprecisas e irreverentes que son
ya que a nadie importarán,
ni casi a mi tampoco,
porque su mundo es el exiguo condenado
a desaparecer en el seco pozo del olvido
desde donde nunca mana agua
por mucho que se le alimente con manantiales
procedentes de los llantos injustos
de quienes ni quieren ser reconocidos
ni pretender ser nada más que nadie
ni menos que el dolor o la alegría que suscite
a quien tras leer estas palabras
le impresione.

Por eso,
ya noto que terminan de salir,
es como si ya no quisieran estar escritas
pues les cuesta dirigir mi coordinación
entre la mente y los dedos,
y así he de dejarlo
porque ya he cumplido la función
que para ella soy.

Gracias,
una vez más,

poesía.”

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.