6 nov 2020

En realidad a la vida...

 “En realidad a la vida

poco le importa nada

ni la alegría ni la tristeza

ni el dolor o el placer

ni lo bueno ni lo malo.


Para la vida todo eso

no son más que momentos

que bien sirven para una cosa

o que para otra son beneficiosos

y ni por tener uno es mejor

ni peor por no tenerlo entonces.


La vida dota a sus seres

de esas características,

a unos unas a otros otras

y en el conjunto de todo

todo sirve para todo

pues habiendo aparecido a la realidad

la existencia estará salpicada de ello

como si fuera para algo crucial

pues el llanto o la risa

el grito o el gemido

el golpe o la caricia

la ignorancia o la sapiencia

parecen significar tanto en ese momento

como que ello es lo que te dirige.


Así que,

a la vida ni siquiera le importamos

porque estamos y dejaremos de estar

siempre a caballo desbocado de momentos

que nos van a guiar la vida

y nosotros seremos sus portadores

ora gemidos ora gritos

ora caricias ora golpes

ora llantos ora alegrías

ora revelación ora monotonía

con los que la vida se hará

gracias a nuestra alienada vida.


Bueno, pues es a ti a quien le importa

reír o llorar, gemir o gritar, acariciar o golpear

tú sabrás o no para qué lo usas

pero,

la vida antes de ti era y sin ti seguirá,

enriquecida con tus aportaciones

hagas lo que hagas

tengas lo que tengas

llegues a donde llegues

para que ella sea

y sea como sea…

será.”

David Botía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.