30 dic 2020

Los faraones lo sabían...

 “Los faraones lo sabían,

y todos los reyes y mandatarios

pues quisieron ser recordados

ya que por mucha promesa de cielo

y de otra vida venidera tras esta,

una vez acabada

las cenizas en las que se convertirían,

o los despojos en que se momificaran

no harían justicia a los esfuerzos,

proyectados y fracasados

por los que la historia les juzgaría.


Se erigieron en dioses

y en enormes monumentos se cincelaron

y por aquí y por allí la memoria

les dejaría constancia con variedad artística

bien pétreo mármol, metal o construcción

de sus grandezas inmortales

adquiridas por los esfuerzos en vida

tras asumir tan colosales ambiciones.


Pero ha pasado el tiempo

y los miramos con ojos de tiranos

intentando comprender los porqués

de tanta arrogancia e inconsciencia

para llevar a cabo tales o cuales evidencias

por las cuales

ahora son recordados.


Unos mandaban por diversión

otros por ambicionar posición

cuando no por mera rebelión

oprimiendo al pueblo con el miedo

para ser vistos con ojos de dioses

obligando a inclinarse al mundo

porque desde abajo

todo parece más grande.


Pero ahora son meros cueros sin curtir

o elogiamos al majestuoso artista que lo talló

o nos sublimamos ante el sentir de quien lo escribió

porque esto es lo que queda de ellos

y si acaso,

decimos alegrarnos de haberlo descubierto

porque hasta nuestros días han llegado

y tras constatar su estado

ahí termina su eternidad.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.